OCUPACIONES PATRIOTAS. EL MODELO CASA POUND EMERGE EN ESPAÑA (I)

septiembre 17, 2014

Hace tres años publicamos una primera entrada en nuestro blog sobre las denominadas ocupaciones negras llevadas a cabo por grupos neofascistas desde los años noventa. En pleno auge del extremismo de derechas en Alemania, a inicios de dicha década, se dio la primera ocupación de un inmueble en el barrio berlinés de Lichtenberg por parte del colectivo neonazi germano-oriental, Nationale Alternative (NA). Tras dos meses los neonazis fueron desalojados del edificio situado en el número 122 de Weitlingstrasse. Aquella fue una experiencia pionera. Un primer intento de la extrema derecha por adaptarse a los nuevos tiempos. El fenómeno de la ocupación, hasta entonces monopolizado por la extrema izquierda y los grupos autónomos de inspiración ácrata, se convirtió en un nuevo frente del activismo neonazi.

casa_pound

fachada principal de la primera ocupación romana llevada a cabo por Casa Pound

OCUPACIONES NO CONFORMES. EL PRECEDENTE

Siguiendo el modelo de Casa Pound y sus Occupazioni Scopo Abitativo (OSA), herederas de las Occupazione Non Conforme (ONC), la marca utilizada por la derecha radical italiana en sus primeras tentativas de ocupación de edificios (como Casa Montag en Roma en el 2002), en España se trató de articular iniciativas similares. Tras una primera experiencia en los alrededores de Barcelona de trayectoria efímera, finalmente, en enero de 2012 abrió sus puertas el Centro Militia, que poco después pasó a llamarse Casal Tramuntana. A pesar de establecer su sede en un edificio no ocupado por el cual sus miembros pagaban un alquiler, el Casal Tramuntana junto al Proyecto Impulso de Castellón (creado en octubre de 2011) fueron los primeros en seguir el modelo activista propugnado por Casa Pound en Italia. Sin duda ambos se convirtieron en un espacio de confluencia y transformación de la extrema derecha española. Su emergencia corroboró la voluntad de las nuevas generaciones neofascistas por articular una alternativa política atractiva que pudiera ampliar la base social de apoyo a sus ideas a través de prácticas y espacios inéditos hasta entonces. La continuidad de sus actividades junto al progresivo aumento de sus integrantes les convierte en la propuesta renovadora de más éxito de la extrema derecha española en la actualidad, más allá de los réditos electorales obtenidos por formaciones como PxC en el ámbito municipal.

propa

publicitación del Banco de alimentos organizado por el Casal Tramuntana

AMANECER DORADO COMO REFERENTE. EL HOGAR SOCIAL PATRIOTA

Por su parte, el partido España 2000, con cierta implantación en Valencia, inauguró en el 2010 el llamado Hogar Social Patriota Maria Luisa Navarro, nombre que rinde homenaje a la madre del líder de la formación, José Luis Roberto. Ubicado en el número 16 de la calle José Orga de la capital valenciana, el centro se inspira en las prácticas caritativas utilizadas por el partido neonazi griego Amanecer Dorado. Precisamente, estas fueron claves en el ascenso de dicha formación en las últimas elecciones.

ad

reparto de comida organizado en Atenas por el partido Amanecer Dorado

Un método que España 2000 no dudo en adoptar. Desde su creación el Hogar Social Patriota organiza distribuciones de víveres a familias españolas en situación de precariedad. Una actividad que no se ha circunscrito únicamente a su sede sino que también se ha extendido, como sucedió en marzo de 2014, a barrios de la ciudad del Turia como Orriols. Además, el centro acoge un comedor social con menús diarios. Unas prácticas populistas que persiguen aumentar el número de apoyos de la formación ultraderechista en próximas contiendas electorales.

Anuncios

BABELSBERG 03. VESTIGIO ESPARTAQUISTA DEL FÚTBOL GERMANO- ORIENTAL (y III)

febrero 14, 2014

Una vez conocidos los orígenes del club de Postdam y la vinculación de su hinchada con la extrema izquierda extraparlamentaria y el movimiento autónomo vinculado al fenómeno squatter, a continuación describimos como la afición participa en el día a día del club, que iniciativas emprende contra la mercantilización del fútbol y porque en los ambientes alternativos se le denomina el St Pauli del este. Todo ello sin obviar la polémica que afectó al club en el año 2010 cuando se descubrió la relación de un miembro de su directiva con la Stasi.

Babelsberg03-kurve

pancarta de la afición del Null drei contra el racismo y el apoliticismo

UN CLUB PARTICIPATIVO

La aparición de una hinchada organizada en el club tenía por objetivo, más allá de animar a los jugadores durante los partidos, llevar a cabo una profunda transformación de la institución. La voluntad de los aficionados era que el Babelsberg 03 se alejara del fútbol- negocio y se vertebrara alrededor de un modelo participativo. Es decir, pretendían crear una sinergia que facilitará la implicación de los seguidores en el día a día de la entidad. Y en parte lo consiguieron. No en vano los seguidores son los que confeccionan los programas oficiales de los encuentros, opinan sobre el merchandising oficial y ocupan algunos puestos en la junta directiva. Todo ello ha favorecido la concreción del Babelsberg 03 como club alternativo, símbolo de la izquierda autónoma en Alemania.

Entre sus diversas iniciativas, la entidad se involucró en la campaña Football Fans against Homophobia, ideada por los aficionados de dos clubes berlineses, el Sport Club Charlottenburg y el Tennis Borussia, para luchar contra la discriminación sexual en las gradas de los campos de fútbol.

Football-v-Homophobia

pancarta de la campaña contra la homofobia en el fútbol gestada por los hinchas

Los ultras del Null drei, además, se encargan de regentar la pequeña planta baja del edificio que acoge la tienda del club. Los días de partido el lugar se convierte en su sede extraoficial, con una barra de bar improvisada y un puesto de venta de fanzines y camisetas. O sea, el punto de encuentro de la Filmstadt Inferno 99. Desde el año 2003, además, dicho espacio se alquila a través del Babelsberg Franprojekt para todo tipo de actividades con fines sociales y pedagógicos.

HINCHAS CONTRA EL FÚTBOL NEGOCIO Y LA REPRESIÓN

Pero a pesar de lo que puede parecer, las relaciones de los ultras con la directiva no están exentas de tensión. Así se demostró en mayo de 2012 tras la sorprendente dimisión del ex técnico Dietmar Demuth, ex futbolista y ex mánager del St Pauli, cuando los fans realizaron diversas concentraciones de apoyo al entrenador y contra los dirigentes del club a las puertas del estadio. O también cuando iniciaron una campaña contra el business manager Klaus Brüggeman, en disconformidad con su trabajo en la entidad y el desorbitado sueldo que percibía.

Tampoco gustó la operación publicitaria gestada por el club para atraer a nuevos aficionados aprovechando el tirón del ascenso a tercera división bajo el lema “3rd division with S-Bahn connections”, que vinculaba al equipo con Brandenburgo, cuando la hinchada reivindica su tradicional arraigo a Babelsberg.

grafit

graffiti de hermanamiento entre hinchas del Null drei y el Partizan Minsk

En esta misma línea de actuación, contraria a las actuales dinámicas que priman el beneficio económico de las entidades deportivas por encima de los valores tradicionales del fútbol, los hinchas del Babelsberg promovieron una iniciativa solidaria para evitar la desaparición de otro equipo, el Partizan Minsk de Bielorrusia, popularmente conocido como MTZ- RIPO, conjunto nacido de la fusión en 2002 del Traktor Minsk y el Trudoyye Rezervy-RIPO. El club bielorruso tras la marcha de su principal mecenas en el año 2012, el empresario Vladimir Romanov, tuvo que abandonar la liga por los problemas financieros que acuciaban a la entidad. Para ayudar a sus aficionados, la hinchada del Babelsberg llegó a abrir un blog para recaudar fondos para reflotar al Partizan. Incluso se organizó una gira por Alemania en la que el equipo bielorruso jugó contra diversos conjuntos germanos, como el St Pauli o el propio Babelsberg 03.

Además de los proyectos solidarios, los FI99 también llevan a cabo campañas anti represivas, contra lo que definen como “brutalidad policial”. En el año 2006 protestaron por las “desproporcionadas actuaciones policiales” de las que fueron objeto sus miembros. La acción consistió en desplazarse a los estadios rivales en compañía de un abogado para que este pudiera comprobar in situ los excesos y las arbitrariedades a los que los agentes sometían a los ultras. Dicha circunstancia fue aprovechada en una ocasión por los hinchas del Union Berlín para mofarse de ellos exhibiendo una pancarta con el lema “¿Dónde está vuestro abogado?”.

ralf hechel

Ralf Hechel, vicepresidente del Babelsberg 03 con pasado policial

CONVIVIENDO CON LA STASI

La entidad saltó a las páginas de actualidad de los medios germanos cuando a finales de 2010 el diario Bild publicó que uno de sus directivos, Ralf Hechel, vicepresidente y director general del club, había sido miembro de la Stasi, la policía política de la RDA. Bajo el nombre en código “Ernst Krause”, el sargento mayor Hechel inició su actividad en el cuerpo en 1987. Desde entonces ejerció como informador del servicio secreto germano- oriental. Su pasado en la Stasi irritó sobremanera a la hinchada del Null drei. Las manifestaciones de rechazo se prodigaron en el estadio. Una situación que provocó cierta tensión entre la junta presidida por Rainer Speer, ex ministro del Interior y miembro del SPD, y los aficionados. Las muestras de repulsa se trasladaron también a las gradas con pancartas con lemas como “Mentiras, engaños, intrigas, espionaje… bienvenidos al infierno de SVB”. En octubre de ese mismo año, coincidiendo con el encuentro que disputaban el Babelsberg 03 y el Brunswick, se produjeron diversos incidentes en protesta por el pasado policial de Hechel.

images

emblema de la Stasi, la policia política de la RDA

EL SANKT PAULI DEL ESTE

Más allá de polémicas puntuales. El Null drei se erigió en un referente para las hinchadas antifascistas, sobretodo de las categorías inferiores del fútbol alemán, por la idiosincrasia de su colectivo ultra y por iniciativas como la citada campaña solidaria con el Partizan Minsk. De hecho, dadas sus similitudes, no es extraño que se compare al conjunto de Postdam con el Sankt Pauli. Por ello es común que se le denominé el St Pauli del Este, etiqueta que los germano- orientales rechazan esgrimiendo la máxima: “Babelsberg es Babelsberg”. Aunque lejos de cualquier enemistad con el conjunto pirata los colectivos ultras de ambos clubes –USP y FI99– están hermanados. Como el equipo de Hamburgo, el Babelsberg lucha por preservar una identidad alternativa alejada en la medida de lo posible de la mercantilización actual que sufre el mundo del fútbol. Así es la hinchada del Null drei, surgida hace más de dos décadas de un puñado de punks y squatters amantes del balompié que empezaron a seguir al equipo de su barrio que por aquel entonces, poco después de la caída del muro de Berlín, jugaba la Bezirksliga.


OCUPACIONES NO CONFORMES EN ESPAÑA. UN INTENTO DE EQUIPARACIÓN A EUROPA

enero 21, 2012

Tras nuestras anteriores entradas ¿Okupas neofascistas?: Casa Pound. El caso Italiano (I) y (II) donde abordábamos el fenómeno de las ocupaciones no conformes, también llamadas negras, vinculadas a organizaciones neofascistas como la autodenominada Casa Pound en Italia, en el presente post nos proponemos analizar los intentos de trasladar dicha experiencia a territorio estatal. Todo ello a raíz de la publicitación de la inauguración del denominado Centro Social Militia en Barcelona, programado para el pasado 15 de enero.

logotipo del Centro Social Militia de Barcelona

CENTRO SOCIAL MILITIA: ¿RENOVACIÓN O ATROFIA?

Los intentos de renovación de la extrema derecha española se han sucedido desde la década de los años setenta. Más allá de la estrategia de la tensión y el escuadrismo callejero que caracterizó los primeros años de la Transición, protagonizado mayoritariamente por grupos y colectivos juveniles proclives a la acción directa, la ultraderecha española ha procurado transformar su imagen y discurso para adaptarlos a los nuevos tiempos. Tras experimentos de éxito relativo, como la adopción de los planteamientos nacional-revolucionarios en los años noventa, lo cierto es que la voluntad de renovar su mensaje y homologarlo a nivel europeo se ha perpetuado. Con el objetivo de ampliar su base social y desvincularse de la nostalgia tardofranquista, algunos colectivos han optado por redefinir su estrategia y su mensaje.

lema de los grupos renovadores de la extrema derecha europea

Este es el objetivo que persiguen los promotores del Centro Social Militia, conseguir calar entre la juventud con un discurso renovado, actualizado al siglo XXI, que prima aspectos como el ecologismo, el derecho a una vivienda digna, la  promoción del deporte, el rechazo a la experimentación con animales, la antiglobalización o la defensa identitaria. Nada nuevo con respecto a las posiciones de grupos como los autodenominados “sociales-nacionales” alemanes que desde inicios de la década pregonan doctrinas similares.

adhesivo de uno de los colectivos social nacionales alemanes, nótese la similitud estética con respecto a la iconografía de grupos antagónicos de extrema izquierda

En este sentido el Centro Social Militia sería el primer intento en el Estado de trasladar el modelo de las llamadas ocupaciones no conformes italianas. Más allá de si el nuevo “centro alternativo” es un edificio ocupado o si los miembros del colectivo pagan un alquiler a los propietarios del inmueble, lo cierto es que se trata de una experiencia pionera. Su inauguración, efectuada oficial y públicamente o privada, supone por si sola un hito para la extrema derecha local. Más allá de ello, como apunta en su blog el historiador Xavier Casals, la apertura del centro en una ubicación indeterminada de la capital catalana (del cual se barajan emplazamientos en barrios como Poble Nou, Collblanc o l’Eixample),  evidenciaría un cambio de tendencia en el seno de la ultraderecha española con Barcelona tomando el relevo de Madrid como centro de dicho imaginario y con la capital del Estado constituyendo su periferia política.

reportaje de la cadena francesa M6 sobre Casa Pound


¿OKUPAS NEOFASCISTAS?: CASA POUND. EL CASO ITALIANO (II)

enero 9, 2012

Tras las experiencias pioneras de Bartolo y Casa Montag no fue hasta inicios del siglo XXI cuando se extendieron las llamadas ocupaciones negras, también conocidas como ocupaciones no conformes, vinculadas a diversas organizaciones neofascistas italianas. Sin duda la más relevante fue Casa Pound, una ocupación que acabó por convertirse en un referente de los círculos postfascistas europeos.

fachada principal de Casa Pound la ocupación no conforme más emblemática de Roma

CASA POUND COMO REFERENTE DE LA DERECHA RADICAL

Uno de sus promotores fue Gianluca Iannone, antiguo militante del FdG que posteriormente se convirtió en dirigente del Movimiento Político liderado por Maurizio Boccacci. Iannonne, cantante del conjunto musical Zetazeroalfa, se convirtió en el ideólogo y la cara visible y más mediática de las Occupazioni Scopo Abitativo (OSA), las ocupaciones destinadas a viviendas. El primero de estos centros, llamado Casa Pound, fue ocupado por una cincuentena de jóvenes neofascistas el 26 de diciembre de 2003. Ubicado en el número 8 de via Napoleone III, en pleno centro histórico de la capital italiana, el edificio se erigió en un símbolo de la derecha radical italiana.

Pronto proliferaron centros similares en Perugia, Parma, Sassari, Crotone, Nápoles o L’Aquila que reprodujeron el modelo Casa Pound, el espacio icono del neoescuadrismo mediático que atrae a jóvenes procedentes de grupos como Azione Giovani o Forza Nuova.

Gianluca Iannonne en el centro posando junto al resto de miembros del grupo Zetazeroalfa

TEJIENDO LA NUEVA VANGUARDIA FASCISTA

Autoproclamados neofascistas revolucionarios, los militantes de Casa Pound, que se acabaron integrando al partido Fiamma Tricolore dirigido por Luca Romagnoli, toman como referentes a personajes como el promotor futurista Filipo Tomasso Marinetti, el escritor Gabriele D’Annunzio, el líder fascista Benito Mussolini o el poeta norteamericano Ezra Pound que simpatizó con el fascismo y que da nombre a la pionera ocupación romana.

Son, según se autoproclaman, la nueva vanguardia neofascista que mediante un discurso renovador ha conseguido transformar el imaginario ultraderechista y penetrar en el tejido social a través de su programa de actuación asistencial, el denominado Proyecto Mutuo Social, que ofrece un hogar a las familias italianas sin techo, no en vano el logotipo de Casa Pound reproduce la efigie de una tortuga que simboliza este derecho a la vivienda de un animal que siempre lleva su casa sobre sus espaldas.

cartel propagandístico con las diversas actividades de las ONC

RENOVARSE O MORIR. LA TRANSFORMACIÓN DEL FASCISMO DEL TERCER MILENIO

Registrada oficialmente como una asociación de promoción social, Casa Pound se articula alrededor de los voluntarios que trabajan en diversas áreas, como la deportiva -con un club de boxeo, equipos propios de fútbol en Lecce, waterpolo en Roma y hockey en Bolzano y la construcción de una escuela de rugby en Collaverde-, la cultural -con el grupo Teatro Non Conforme o la librería La Testa di Ferro-  o la solidaria -con campañas de recogida de alimentos para personas con riesgo de exclusión social y proyectos de ayuda humanitaria en países como Birmania, Kenya o Kosovo. Además de otras iniciativas como la emisora Radio Bandiera Nera que emite online diariamente o su publicación mensual Occidentale, Casa Pound también ha impulsado el Blocco Studentesco, una especie de sindicato de estudiantes neofascistas encabezado por Francesco Polacchi que financian mediante las ganancias que obtienen del pub Cutty Sark, ha sostenido una escuela de apoyo social e, incluso, ha promovido proyectos de ley por el derecho a la vivienda.

Estos son, junto con la soberanía energética, el ecologismo, la reforma constitucional, el derecho a la educación y el mensaje anti inmigración que prioriza el discurso identitario por delante de la xenofobia (explicitado en su lema “0% racismo 100% identidad”), los ejes que vertebran el ideario de este llamado “fascismo del tercer milenio” con el que simpatizaba Gianluca Cassieri, el hombre de 54 años que escribía libros de fantasía y asesinó a dos senegaleses en Florencia. Un hombre de aspecto respetable que frecuentaba los ambientes de la derecha radical y las ocupaciones negras.

propaganda electoral con el ideólogo de Casa Pound como reclamo


¿OKUPAS NEOFASCISTAS?: CASA POUND. EL CASO ITALIANO (I)

enero 4, 2012

Retomando el tema de las ocupaciones de edificios por parte de grupos de extrema derecha, tratado en una de nuestras anteriores entradas en referencia a las ocupaciones neonazis en Alemania, en esta ocasión abordamos el caso italiano tras los sucesos acontecidos el pasado mes de diciembre en Florencia cuando Gianluca Casseri, un extremista de derechas, asesinó a plena luz del día a dos vendedores ambulantes sengaleses. El crimen situó de nuevo el debate alrededor de la existencia de la denominada “destra radical” (derecha radical) que se aleja del parlamentarismo de los partidos ultraderechistas tradicionales italianos.

Gianluca Cassieri el homicida de Florencia en una concentración neofascista

EL MSI COMO REFERENTE: DE LA ESTRATEGIA DEL INSERIMENTO AL PROCESO DE HISTORIZACIÓN

Desde la estrategia del inserimento practicada por el Movimento Sociale Italiano (MSI) de Augusto De Marsanich en los años cincuenta, que favoreció su incorporación al sistema democrático dada la adopción de un discurso más moderado que provocó la ampliación de su electorado potencial, la extrema derecha italiana abandonó la marginalidad y consiguió su espacio político propio. Tres décadas más tarde, después de la tentativa de Giorgio Almirante para renovar el mensaje y la iconografia del MSI, el fascismo fue sometido a un proceso de historización que comportó su despotenciación ideológica y lo presentó a la sociedad como una simple etapa histórica superada.

No fue hasta los años noventa cuando de la mano de Gianfranco Fini, sustituto de Pino Rauti al frente del partido, el MSI evolucionó hacía un potsfascismo de derecha populista. Una transformación que fue evidente incluso en el nombre del partido que pasó a llamarse Alleanza Nazionale (AN).

logotipos del Movimento Sociale Italiano y Alleanza Nazionale

MODERNIZACIÓN Y RADICALIZACIÓN

Este giro hacía el parlamentarismo provocó la fragmentación de la derecha italiana heredera del fascismo. Surgieron entonces diversos grupos y organizaciones que se reclamaron las veritables sucesoras del legado de Mussolini. Entre estas destacaron partidos como Fiamma Tricolore, Fronte Soziale Nazionale, Forza Nuova o Azione Soziale la organización encabezada por Alessandra Mussolini, la nieta del Duce.

De este conjunto de agrupaciones del espectro neofascista surgieron los militantes de la derecha radical pioneros en la ocupación de edificios. Una experiencia que normalmente se asocia con grupos de extrema izquierda pero que en países como Italia o Alemania han practicado las respectivas organizaciones neofascistas y neonazis.

manifestantes de Fiamma Tricolore exhibiendo su anticomunismo

BARTOLO. LA EXPERIENCIA PIONERA DE LAS OCUPACIONES NEGRAS

En el caso italiano las primeras ocupaciones de edificios para convertirlos en centros sociales de activismo político se dieron en Roma. A finales de 1990 miembros del Fronte della Gioventú (FdG), las juventudes del MSI, ocuparon una antiga escuela situada en la calle Bartolucci del barrio de Monteverde (el distrito donde un joven Gianfranco Fini inició su carrera política). Bartolo, el centro ocupado que tomó su nombre de la via donde se encontraba, se convirtió en un referente para la juventud romana neofascista. Después de diversas experiencias similares, el año 2002 jóvenes de extrema derecha ocuparon una casa abandonada en Roma, Casa Montag, que fue la primera ONC, Occupazione Non Conforme, la marca que utilitzó la derecha radical para referirse a sus centros sociales ocupados, las llamadas “ocupaciones negras”.

una de las primeras ocupaciones negras. Casa Montag


¿OKUPAS NEONAZIS?: WEITLINGSTRASSE 122. EL CASO ALEMÁN (II)

abril 17, 2011

Berlín este se convirtió en el referente del neonazismo alemán desde inicios de los años ochenta. Tras la reunificiación a raíz de la caída del muro, las bandas neonazis proliferaron en la antigua Alemania oriental. Su expansión respondió a diversos factores aunque sin duda la labor de proselitismo llevada a cabo por grupos pioneros como Nationale Alternative resultó fundamental.

NATIONALE ALTERNATIVE: UN REFERENTE NEONAZI GERMANO-ORIENTAL

Los orígenes del grupo se remontan a los años ochenta cuando decenas de cabezas rapadas neonazis del llamado Liechtenberger Front crearon el “Bewegung 30 Januar” (Movimiento 30 de enero), precedente de Nationale Alternative (NA). La nueva organización pronto se erigió en el máximo exponente del neonazismo en Berlín oriental, llegando a establecer contactos con organizaciones similares como el Gesinnungsgemeinschaft der Neuen Front (GdNF), o Espíritu Comunitario del Nuevo Frente, creado en 1984 por Michael Kühnen, Christian Worch y Thomas Brehl.

Kühnen en el centro de la imagen durante un homenaje a Rudolf Hess

Durante el segundo semestre de 1990, tras la repercusión obtenida después del desalojo de Weitlingstrasse 122, NA llegó a contar con cerca de 600 miembros y una sección femenina propia, Deutschen Frauenfront (Frente de Mujeres Alemán). Algunos de sus integrantes más activos fueron jóvenes neonazis como Ingo Hasselbach, Frank Lutz, Oliver Schweigert, Wendt Bendix, André Riechert o Heiko Baumert. Su intenso activismo favoreció la implantación de la organización en localidades como Dresden, Cottbus, Bitterfeld, Königs Wusterhausen, Rostock o Hamburgo. Precisamente en esta última localidad el grupo llegó a promover incluso un partido político, la Nationale Liste (NL) o Lista Nacional, de escasa incidencia electoral. También en Berlín presentó un candidato en los comicios celebrados en diciembre de 1990 para elegir a los miembros de la Cámara de Representates.

A finales de ese mismo año, tras diversos conflictos internos Nationale Alternative se descompuso tras romper relaciones con el GdNF a raíz de que trascendiera públicamente la homosexualidad de uno de sus dirigentes, Michael Kühnen, quién moriría en abril de 1991 víctima del SIDA. Fue entonces cuando parte de su militancia decidió integrarse en Deutsche Alternative (DA), Alternativa Alemana, mientras otros participaron en la formación de grupos similares como Freundeskreis Revolutionärer Volkssozialisten (Amigos de la Revolución Popular Socialista) o Kameradschaft Sozialrevolutionärer Nationalisten (Hermandad de Nacionalistas Socialrevolucionarios).

cartel de una movilización antifascista contra el Cafe Germania

LICHTENBERG COMO BASTIÓN DEL MOVIMIENTO ‘AUTÓNOMO NACIONAL’

El hecho que los miembros de Nationale Alternative decidieran ocupar un edificio en el barrio berlinés de Lichtenberg no fue algo arbitrario. Dicho distrito fue conocido durante los años noventa por ser el escenario de diversas agresiones protagonizadas por militantes neonazis. A finales de la década Lichtenberg se convirtió en el epicentro de la actividad de estos grupos. Su punto de encuentro fue el llamado Café Germania que cerró sus puertas en el año 2006 tras diversas protestas de grupos antifascistas. A pesar de ello, con anterioridad se había creado la Kameradschaft Germania, Hermandad Germania, que convocó diversas movilizaciones en Lichtenberg, como la marcha neonazi que se desarrolló el 12 de mayo de 2001. Incluso la sección local del Nationaldemokratische Partei Deutschlands (NPD), Partido Nacional Demócrata de Alemania, del distrito Lichtenger- Hohenschönhausen fue una de las más numerosas del país. Dicha coyuntura permitió la gestación y expansión de los llamados “nacionalistas autónomos”, un movimiento político neonazi en auge que pretende dejar atrás los estereotipos precedentes para mostrar una imagen renovada y actual.

iconografia de los llamados “nacionalistas autónomos”


¿OKUPAS NEONAZIS?: WEITLINGSTRASSE 122. EL CASO ALEMÁN (I)

abril 12, 2011

Habitualmente el denominado movimiento por la okupación, entendido como aquel consistente en vivir o usar edificios sin el consentimiento de sus propietarios, se asocia con grupos que se identifican, tácita o explícitamente, con ideas revolucionarias o “autónomas” próximas a la extrema izquierda o el anarquismo. Una vinculación que resulta, como constataremos a continuación, errónea. Si bien es cierto que en el Estado español dicha asociación es, hoy por hoy, correcta en otros países europeos el fenómeno okupa ha manifestado características más diversas y complejas que lo alejan del estereotipo difundido por los medios de comunicación.

una de las primeras manifestaciones por la okupación celebradas en Berlín

ORÍGENES DEL MOVIMIENTO OKUPA EN ALEMANIA

Hemos de remontarnos a principios de la década de los setenta para encontrar los orígenes del movimiento okupa alemán. Los pioneros de las okupaciones políticas en el país germano surgieron de los círculos estudiantiles radicales. Dos fueron los grupos predominantes: K-Kruppen (leninistas) y Sponti (antiautoritarios). Hamburgo y Frankfurt, ciudades dominadas por aquel entonces por el Partido Socialdemócrata (SPD), se convirtieron en los epicentros del naciente movimiento okupa. Tras el desalojo de los primeros edificios, no fue hasta 1979 cuando el fenómeno se reactivó entendiendo la okupación como una estrategia de vivienda alternativa. Ello coincidió con la radicalización de un sector que asumió postulados anticapitalistas extremos dando origen a los autodenominados “autónomos”. El auge definitivo del movimiento okupa tuvo lugar en Berlín durante el bienio 1979-1980. Este mantuvo una dinámica fluctuante hasta la concreción de una segunda etapa expansiva ocurrida en 1989 caracterizada por la coyuntura social derivada del colapso del régimen comunista germano-oriental liderado por Erich Honecker.

calle de Lichtenberg que albergó las primeras ockupas neonazis

LAS OKUPACIONES ‘NEGRAS’: EL MITO DE WEITLINGSTRASSE 122

Fue durante esta segunda oleada de okupaciones, focalizada en Berlín y Postdam, cuando se gestó un fenómeno inédito convergente en el tiempo con el auge del neonazismo en la República Democrática Alemana (DDR). El 18 de febrero de 1990 diversos militantes de Nationale Alternative (NA) ocuparon dos edificios situados en los números 120 y 122 de la calle Weitlingstrasse del barrio de Lichtenberg, situado al este de la capital, que hacían esquina con la calle Lückstrasse. Era la primera vez que un grupo neonazi ocupaba un edificio de propiedad privada con fines políticos. A partir de entonces, Weitlingstrasse 122 se convirtió en el epicentro del activismo neonazi en Berlín este. Nationale Alternative estableció allí su cuartel general y utilizó el edificio para impartir cursos de formación ideológica a sus militantes.

Tras diversas manifestaciones de colectivos antifascistas que se oponían a su presencia en Lichtenberg, finalmente el 27 de abril de ese mismo año, tan sólo dos mesos después de ser ocupado, el edificio fue desalojado por la policía. Durante la intervención las fuerzas del orden requisaron diversas armas, cócteles molotov y abundante material propagandístico. Todos los dirigentes del grupo que se encontraban en el inmueble fueron detenidos y cerca de un centenar de sus militantes evacuados. Las viviendas finalmente quedaron inhabitables tras sufrir un incendio provocado.