ULTRAS EN EL FÚTBOL BALCÁNICO: SERBIA (II)

octubre 25, 2010

Los seguidores radicales del Estrella Roja, los autodenominados Delije, fueron los que en la década de los setenta pusieron apodo a sus máximos rivales: Гробари  o Grobari (sepultureros), nombre que recibe la hinchada ultra del Partizan de Belgrado. Con este nombre les recordaban la similitud de su vestimenta con la de los empleados de pompas fúnebres. Lejos de incomodarles, el sobrenombre de Grobari se convirtió en el santo y seña del grupo radical blanquinegro. Aunque otra teoría liga el mismo con el nombre de la calle que alberga al Stadiom Partizana, Humka, que en serbio arcaico significa sepulcro. Como respuesta, los “sepultureros” adoptaron el término Cergari (gitanos) para referirse despectivamente a los seguidores del Estrella Roja.

logotipo del grupo ultra Grobari (Partizan)

Grobari se gestó a mediados de la década de los años cuarenta. Fue entonces cuando se formaron los primeros núcleos desorganizados de seguidores.  En 1950 jóvenes de barrios como Cukarika, Topcider, Rakovica o Senjak se juntaron en la grada norte del Stadion JNA, mientras otros procedentes de áreas diferentes de Belgrado se agruparon en el fondo sur. A finales de los años cincuenta exhibieron sus primeras banderas, pero no fue hasta la década de los setenta cuando el nombre de Grobari se popularizó como sinónimo de la afición organizada del Partizan. Desde entonces los Grobari se convirtieron en la hinchada radical del club blanquinegro asumiendo, a partir de los años ochenta, el estilo hooligan británico. Entre sus acciones vandálicas destacaron el secuestro de aficionados croatas de Split en el Hotel Palas en 1981, los destrozos que causaron en la ciudad croata de Vinkovci en la temporada 1982/83, la llamada “noche del terror” acontecida en 1985 en Šid, los altercados acaecidos en el estadio de Maksimir de Zagreb en 1990, las invasiones del terreno de juego durante el llamado “derbi eterno” que enfrenta al Partizan contra el Estrella Roja o los incidentes que protagonizaron contra la policía durante un partido contra el club hercegovino- croata HŠK Zrinjski Mostar correspondiente a la Copa de la UEFA de la temporada 2007/08. No en vano su eslogan más coreado es “Mi smo Grobari, Najjaci smo, najjaci!” (somos Grobari, los más duros).

miembros de Grobari escoltados por la policia durante un desplazamiento

En 1999 el grupo sufrió una fractura interna cuando algunos de sus integrantes se escindieron para crear el llamado Južni Front (Frente del sur) al estar descontentos con los dirigentes de Grobari 1970. Estos últimos fueron acusados de abusar de su posición de privilegio y desviar los fondos que el club otorgaba al grupo para que apoyara al equipo. Fue entonces cuando Južni Front se colocó en el fondo contrario del estadio. La división se recondujo el año 2005 cuando los tres grupos mayoritarios (Grobari 1970, Južni Front y Grobari Beograd) aparcaron sus diferencias y volvieron a agruparse en una misma grada.

ultras del Partizan exhibiendo bengalas y símbolos neofascistas

A nivel ideológico las diferencias entre los ultras del Partizan y el Estrella Roja, es decir entre Grobari y Delije son nulas. Ambos grupos defienden postulados ultranacionalistas, no en vano hinchas radicales de los dos clubes integraron las milicias serbias que combatieron durante la guerra de Yugoslavia. Incluso compartieron unidad, encuadrándose desde finales de 1990 en la Srpska Dobrovoljacka Garda (SDG), la Guardia Serbia Voluntaria liderada por Željko Ražnatović. Una formación paramilitar que reclutó a sus voluntarios en las gradas de los estadios de Belgrado y en las cárceles. Conocida popularmente con el sobrenombre de Arkanovi Tigrovi (Tigres de Arkan) en honor a su dirigente, protagonizó diversas masacres como la acontecida en la ciudad croata de Vukavor en 1991 y operaciones de limpieza étnica en el este de Bosnia contra la población bosnio-musulmana en localidades como Bielijina (causando 400 muertos) o Visegrad (donde arrojaron cuerpos mutilados al río Drina) comandadas entre otros por el coronel de la SDG Nebojša Djordjević Suca, mano derecha de Arkan.

Arkan posando al frente de sus Tigres

En la actualidad el nombre de Grobari aglutina a multitud de grupúsculos autónomos como Alcatraz, sin duda uno de los más beligerantes, Grobari Zvezdara, Erotica, Young Boys, Irriducibili NBG, Grobari Padinjak, Anti- Romi, Head Hunters, Niski Kartel, South Family, Brain Damage, Cuvari casti, Extreme Boys, Shadows o Grobari Niksic entre otros.

Anuncios

ULTRAS EN EL FÚTBOL BALCÁNICO: SERBIA (I)

octubre 12, 2010

El pasado 10 de octubre se produjeron diversos incidentes en el centro de la capital serbia, Belgrado, durante los actos de celebración del día del Orgullo Gay. Cerca de 6.000 radicales, según fuentes policiales, trataron de boicotear la marcha que tras más de diez años organizaron de nuevo diversos colectivos de gays y lesbianas. El desfile programado el año anterior tuvo que ser suspendido tras las amenazas lanzadas contra las asociaciones de homosexuales. A pesar de los 5.600 agentes que este año escoltaron al millar de manifestantes, estos no fueron suficientes para contener a los homófobos. Los disturbios se saldaron con 124 policías y 17 manifestantes heridos, 207 personas arrestadas y la sede del Demokratska Stranka (DS), el Partido Demócrata del presidente Boris Tadic, incendiada.

Los agitadores se enfrentaron violentamente a la policía durante horas. Los jóvenes contramanifestantes prendieron fuego a contenedores, rompieron vidrios de automóviles y lanzaron todo tipo de objetos contundentes e incluso cocteles molotov a las fuerzas del orden que respondieron con gases lacrimógenos y diversas cargas.

carteles contra la celebración del Gay Day Pride en Belgrado

Esta marcha del Orgullo Gay fue la primera que se celebraba en Belgrado desde el año 2001. En esa ocasión la celebración desembocó en numerosos actos de violencia y enfrentamientos protagonizados por grupos ultranacionalistas (como el religioso ortodoxo Obraz de Mladen Obradovic o el Movimiento Nacional Serbio 1389 liderado por Misa Vacic) y hinchas radicales de clubes de fútbol serbios como el FK Rad y el Estrella Roja y el Partizan de Belgrado. Los días anteriores al evento los muros de la capital serbia se llenaron de pintadas y carteles con el lema “cekamo vas” (os estamos esperando). Pero estos no fueron los únicos incidentes, los altercados se sucedieron los años 2006 y 2008.

ultras del Estrella Roja apoyando al equipo en un desplazamiento

El componente ultranacionalista de los hinchas radicales serbios

Gritando consignas como “muerte a los maricones” y “la caza ha empezado” centenares de hooligans trataron de evitar la marcha gay en Belgrado (cánticos que reproducían las letras de canciones de grupos de rock neonazi como los serbios Direct Action y su “Kill the faggot”). A pesar de pertenecer a clubes rivales tradicionalmente enfrentados, como el Estrella Roja y el Partizan, los hinchas radicales de Belgrado unieron sus fuerzas para boicotear el Gay Pride Day. Ambos equipos cuentan con sus respectivas hinchadas organizadas: Delije y Grobari.

Los primeros, seguidores acérrimos del Estrella Roja, responden al nombre de Делије (Delije), que podemos traducir por “jóvenes valientes” o “héroes”, y se ubican en el fondo norte del estadio Crvena Zvezda. A finales de la década de los setenta fusionaron la tradición italiana por las coreografías con el comportamiento vandálico de los seguidores británicos para crear un estilo propio que ellos mismos denominaron como “hooliganismo anticomunista”. En aquellos años las gradas del Belgrado fueron el refugio de los disidentes del régimen. El hooliganismo se convirtió, para estos jóvenes, en una forma de resistencia contra el sistema y el estadio del Estrella Roja en uno de los centros de reclutamiento del nacionalismo serbio.

Liderados por Zoran Timic, un maestro de escuela, los Delije se caracterizaron por su componente ultranacionalista. En mayo de 1990 protagonizaron disturbios contra los aficionados del Dinamo de Zagreb que acentuaron la tensión que desembocó en la guerra croata de independencia. Sus cánticos suelen evocar los mitos de la nación serbia, como “Srbija do Tokija” que fue coreado también por los paramilitares durante las diversas contiendas en los Balcanes en los años noventa.

emblema de la unidad paramilitar de Željko Ražnatović, Arkan

Los Tigres de Arkan, la milicia delije

Muchos de sus miembros se encuadraron en grupos paramilitares como la Srpska Dobrovoljačka Gard (SDG), Guardia Serbia Voluntaria, liderada por el ya fallecido Željko Ražnatović, popularmente conocido como Arkan, entonces director de la asociación de seguidores del Estrella Roja. Los Tigres de Arkan, como se denominó a esta unidad, se nutrieron de centenares de radicales de Delije. Veinte de ellos fueron los primeros voluntarios de la SDG, que llegó a contar con más de 10.000 efectivos. En 1992 los Tigres hicieron notar su presencia en la grada del estadio Crvena Zvezda cuando cesaron los cánticos y una veintena de uniformados mostraron pancartas despectivas anticroatas. Esta asociación entre radicales y ultranacionalistas no fue fortuita. A inicios de los noventa el propio Slobodan Milosevic, por aquel entonces presidente de Serbia, encargó al jefe del Servicio de Seguridad Estatal, Jovica Stanišić, que enrolará a Arkan para controlar y dirigir la violencia de los ultras del Estrella Roja. Desde entonces el poder de Delije dentro del club fue aún más notable. Arkan controló la venta de entradas, los desplazamientos de los aficionados y aprovechó para enrolar en su unidad a los más extremistas. El asesinato de Ražnatović en enero de 2000 no fue óbice para que disminuyera el poder de Delije. El grupo sigue contando con una oficina en las instalaciones del estadio y ejerciendo cierta presión sobre los jugadores del Estrella Roja y su directiva.


FOOTBALL FANS AGAINST THE NAZIS: MOBILIZADOS CONTRA EL NATIONAL FRONT

octubre 5, 2010

El auge del partido ultraderechista británico National Front (NF) a finales de los años setenta comportó la creación de l’Anti Nazi League (ANL), integrada por grupos de izquierdas extraparlamentarios como el Socialist Workers Party, miembros del partido laborista, militantes comunistas y otros colaboradores procedentes de colectivos relacionados con los movimientos sociales. Los éxitos electorales del NF, que llegó en alguna ocasión a desbancar a los liberales como tercera fuerza política del país, provocaron la creación de la ANL.

La Liga Anti Nazi se extendió rápidamente, creando diversas sectoriales y comités de apoyo por todo el país. Así fue como aparecieron grupos de activistas bajo nombres como School Kids Against The Nazis (SKAN), Gays Against The Nazis, Skateboarders Against The Nazis o Women Against The Nazis. El mundo del fútbol también se movilizó contra el National Front.

logotipo de la Liga Anti Nazi británica

La estrategia del NF en los estadios

El NF usó las gradas de los estadios como centros de reclutamiento de nuevos activistas. Con la afiliación de jóvenes seguidores pretendía suplir las carencias de militancia que sufría el partido en dicho segmento generacional. Ciertamente, logró en parte sus objetivos ya que en algunos campos fueron usuales los cánticos racistas o de apoyo al NF, como el coro habitual en White Hart Lane que reproducía el apellido del máximo dirigente del partido ultra británico “Tyn- Dall, Tyn- Dall”. Este hecho motivó a varios seguidores locales del Tottenham Hotspurs, club tradicionalmente relacionado con la comunidad judía de Londres, a crear Football Fans Against The Nazis (FFAN).

Primeras acciones de FFAN

Este colectivo antinazi de seguidores del Tottenham se gestó por iniciativa de John Deason, miembro del comité central del Socialist Workers Party, seguidor de los Spurs y secretario de la campaña Right To Work por el derecho al trabajo.

Las primeras movilizaciones del grupo se encaminaron a denunciar las actividades de los seguidores del NF mediante el reparto de panfletos entre los aficionados del club. Otra de las acciones de FFAN fue celebrar mediante una pancarta con el lema “Ardiles and Villa – You’re Welcome Here” el fichaje por el club londinense de los jugadores argentinos Osvaldo Ardiles y Ricardo Villa. Además también organizaron un torneo de fútbol en el mes de octubre de 1978 en el que participaron 44 equipos, uno de los cuales integrado por los componentes del grupo de reggae Aswad, que concluyó con la victoria de los trabajadores del garaje del autobús del primer equipo del Tottenham.

cartel de denuncia de la Anti Nazi League

La extensión de la iniciativa

Pronto el ejemplo de los seguidores antinazis de los Spurs se propagó a otros clubes. Alrededor de 15 nuevos colectivos fueron creados por los fans de equipos como el West Bromwich Albion, Swansea, Oxford, Arsenal, Coventry, Manchester United, Manchester City, Everton, Norwich, Barnsley, Coventry o Sheffield Wednesday entre otros. A ellos en 1978 se sumaron nuevos grupos como Leeds Supporters Against the Nazis, que aglutinaron a un centenar de fans en el estadio de Elland Road, o sus homónimos de Nottingham.

También los profesionales apoyaron las acciones y actividades de la Anti Nazi League. Así fue como el por aquel entonces manager del Crystal Palace, Terry Venables, o el entrenador del Nottingham Forest y ex futbolista del Middlesbrough FC, Brian Clough, se solidarizaron con la ANL firmando su manifiesto fundacional.