OCUPACIONES PATRIOTAS. EL MODELO CASA POUND EMERGE EN ESPAÑA (I)

septiembre 17, 2014

Hace tres años publicamos una primera entrada en nuestro blog sobre las denominadas ocupaciones negras llevadas a cabo por grupos neofascistas desde los años noventa. En pleno auge del extremismo de derechas en Alemania, a inicios de dicha década, se dio la primera ocupación de un inmueble en el barrio berlinés de Lichtenberg por parte del colectivo neonazi germano-oriental, Nationale Alternative (NA). Tras dos meses los neonazis fueron desalojados del edificio situado en el número 122 de Weitlingstrasse. Aquella fue una experiencia pionera. Un primer intento de la extrema derecha por adaptarse a los nuevos tiempos. El fenómeno de la ocupación, hasta entonces monopolizado por la extrema izquierda y los grupos autónomos de inspiración ácrata, se convirtió en un nuevo frente del activismo neonazi.

casa_pound

fachada principal de la primera ocupación romana llevada a cabo por Casa Pound

OCUPACIONES NO CONFORMES. EL PRECEDENTE

Siguiendo el modelo de Casa Pound y sus Occupazioni Scopo Abitativo (OSA), herederas de las Occupazione Non Conforme (ONC), la marca utilizada por la derecha radical italiana en sus primeras tentativas de ocupación de edificios (como Casa Montag en Roma en el 2002), en España se trató de articular iniciativas similares. Tras una primera experiencia en los alrededores de Barcelona de trayectoria efímera, finalmente, en enero de 2012 abrió sus puertas el Centro Militia, que poco después pasó a llamarse Casal Tramuntana. A pesar de establecer su sede en un edificio no ocupado por el cual sus miembros pagaban un alquiler, el Casal Tramuntana junto al Proyecto Impulso de Castellón (creado en octubre de 2011) fueron los primeros en seguir el modelo activista propugnado por Casa Pound en Italia. Sin duda ambos se convirtieron en un espacio de confluencia y transformación de la extrema derecha española. Su emergencia corroboró la voluntad de las nuevas generaciones neofascistas por articular una alternativa política atractiva que pudiera ampliar la base social de apoyo a sus ideas a través de prácticas y espacios inéditos hasta entonces. La continuidad de sus actividades junto al progresivo aumento de sus integrantes les convierte en la propuesta renovadora de más éxito de la extrema derecha española en la actualidad, más allá de los réditos electorales obtenidos por formaciones como PxC en el ámbito municipal.

propa

publicitación del Banco de alimentos organizado por el Casal Tramuntana

AMANECER DORADO COMO REFERENTE. EL HOGAR SOCIAL PATRIOTA

Por su parte, el partido España 2000, con cierta implantación en Valencia, inauguró en el 2010 el llamado Hogar Social Patriota Maria Luisa Navarro, nombre que rinde homenaje a la madre del líder de la formación, José Luis Roberto. Ubicado en el número 16 de la calle José Orga de la capital valenciana, el centro se inspira en las prácticas caritativas utilizadas por el partido neonazi griego Amanecer Dorado. Precisamente, estas fueron claves en el ascenso de dicha formación en las últimas elecciones.

ad

reparto de comida organizado en Atenas por el partido Amanecer Dorado

Un método que España 2000 no dudo en adoptar. Desde su creación el Hogar Social Patriota organiza distribuciones de víveres a familias españolas en situación de precariedad. Una actividad que no se ha circunscrito únicamente a su sede sino que también se ha extendido, como sucedió en marzo de 2014, a barrios de la ciudad del Turia como Orriols. Además, el centro acoge un comedor social con menús diarios. Unas prácticas populistas que persiguen aumentar el número de apoyos de la formación ultraderechista en próximas contiendas electorales.


OCUPACIONES NO CONFORMES EN ESPAÑA. UN INTENTO DE EQUIPARACIÓN A EUROPA

enero 21, 2012

Tras nuestras anteriores entradas ¿Okupas neofascistas?: Casa Pound. El caso Italiano (I) y (II) donde abordábamos el fenómeno de las ocupaciones no conformes, también llamadas negras, vinculadas a organizaciones neofascistas como la autodenominada Casa Pound en Italia, en el presente post nos proponemos analizar los intentos de trasladar dicha experiencia a territorio estatal. Todo ello a raíz de la publicitación de la inauguración del denominado Centro Social Militia en Barcelona, programado para el pasado 15 de enero.

logotipo del Centro Social Militia de Barcelona

CENTRO SOCIAL MILITIA: ¿RENOVACIÓN O ATROFIA?

Los intentos de renovación de la extrema derecha española se han sucedido desde la década de los años setenta. Más allá de la estrategia de la tensión y el escuadrismo callejero que caracterizó los primeros años de la Transición, protagonizado mayoritariamente por grupos y colectivos juveniles proclives a la acción directa, la ultraderecha española ha procurado transformar su imagen y discurso para adaptarlos a los nuevos tiempos. Tras experimentos de éxito relativo, como la adopción de los planteamientos nacional-revolucionarios en los años noventa, lo cierto es que la voluntad de renovar su mensaje y homologarlo a nivel europeo se ha perpetuado. Con el objetivo de ampliar su base social y desvincularse de la nostalgia tardofranquista, algunos colectivos han optado por redefinir su estrategia y su mensaje.

lema de los grupos renovadores de la extrema derecha europea

Este es el objetivo que persiguen los promotores del Centro Social Militia, conseguir calar entre la juventud con un discurso renovado, actualizado al siglo XXI, que prima aspectos como el ecologismo, el derecho a una vivienda digna, la  promoción del deporte, el rechazo a la experimentación con animales, la antiglobalización o la defensa identitaria. Nada nuevo con respecto a las posiciones de grupos como los autodenominados “sociales-nacionales” alemanes que desde inicios de la década pregonan doctrinas similares.

adhesivo de uno de los colectivos social nacionales alemanes, nótese la similitud estética con respecto a la iconografía de grupos antagónicos de extrema izquierda

En este sentido el Centro Social Militia sería el primer intento en el Estado de trasladar el modelo de las llamadas ocupaciones no conformes italianas. Más allá de si el nuevo “centro alternativo” es un edificio ocupado o si los miembros del colectivo pagan un alquiler a los propietarios del inmueble, lo cierto es que se trata de una experiencia pionera. Su inauguración, efectuada oficial y públicamente o privada, supone por si sola un hito para la extrema derecha local. Más allá de ello, como apunta en su blog el historiador Xavier Casals, la apertura del centro en una ubicación indeterminada de la capital catalana (del cual se barajan emplazamientos en barrios como Poble Nou, Collblanc o l’Eixample),  evidenciaría un cambio de tendencia en el seno de la ultraderecha española con Barcelona tomando el relevo de Madrid como centro de dicho imaginario y con la capital del Estado constituyendo su periferia política.

reportaje de la cadena francesa M6 sobre Casa Pound