EL MADUREIRA ESPORTE CLUBE CELEBRARÁ SU CENTENARIO EN CUBA

enero 16, 2014

En una de nuestras anteriores entradas abordamos la inclusión de la efigie del Che Guevara en la camiseta del Madureira Esporte Clube, un equipo brasileño de fútbol, con motivo del cincuenta aniversario de la gira que llevó al conjunto tricolor por tierras cubanas en 1963. Hace pocas fechas el periodista Gian Amato publicó en el periódico brasileño O Globo un artículo que anunciaba que el gobierno presidido por Raúl Castro había invitado al club del norte de Rio de Janeiro a para que repita la experiencia y celebrar de esta manera su centenario. A continuación, dado su interés, reproducimos un fragmento de la nota aparecida en el diario brasileño.

meclos jugadores del club mostrando las nuevas equipaciones con la efigie del Che Guevara

MADUREIRA DE NUEVO CAMINO A CUBA:

En el año de su centenario el tricolor suburbano recibe una invitación para regresar a la isla.

Fue el primer club en jugar en el país tras la revolución.

RIO- Madureira es el equipo del suburbio más internacional. Más allá de los límites de Mercadão y Portela, el equipo hizo historia el siglo pasado. En su centenario que se celebrará el 8 de agosto de este año, el club quiere poner otro sello en su pasaporte. Al celebrar los 50 años de la primera salida de un equipo a la Cuba postrevolucionaria, en 1963, se creó en el 2013 una camiseta con la imagen icónica del Che Guevara. El homenaje rendido ha motivado la invitación del gobierno cubana para el retorno del Madureira a la isla después de la clausura del campeonato Carioca. No viaja por el mundo desde 1993, cuando fue a Arabia Saudí. El equipo tampoco planeaba grandes desplazamientos dentro de Brasil. Tras 100 años el club tricolor intenta mantener la tradición y la reputación de club formador de superestrellas. Al jugar partidos amistosos en China en la década de 1960 allanó el camino para que la FIFA aceptase la afiliación del país dirigido en ese entonces por Mao Zedong al ente del fútbol internacional.

xe

El Che bromeando con la expedición tricolor

(…) -Recibimos la invitación del gobierno cubano para volver este año. El viaje será después del Carioca, como era costumbre. Tenemos que definir cómo será la financiación, dijo el presidente del Madureira, Elías Duba.

INVICTO EN LA HABANA

El final de los campeonatos del estado fue el comienzo de la gira de los equipos brasileños en el exterior. Y Madureira tiene muchas horas de vuelo.  Ostenta el récord de ser el club brasileño que ha estado más tiempo de gira en un país extranjero. En 1961 pasó 144 días entre Asia, Europa y los Estados Unidos. Fue el primer club de Brasil en jugar en Japón y Hong Kong. Incluso antes de la primera Copa del Mundo celebrada en Brasil (1950), Madureira aterrizó en Barranquilla, Colombia, en 1948. Tomó el equipaje el talentoso mediapunta Didi, que encandiló a los colombianos. Waldo Machado, Evaristo de Macedo, Jair Rosa Pinto, Lele y Isaías fueron también superestrellas formadas en el club.

(…) Había poca presión en la visita a Cuba. No existía una tradición de fútbol, los equipos cubanos perdieron los cinco partidos contra el tricolor suburbano. Los jugadores hicieron turismo por la capital con unas pocas pertenencias y una gran disposición. Después de un imprevisto el primer día en el hotel, donde no había agua, la delegación se trasladó a un cinco estrellas, con bailes y otras delicias. Viajamos por La Habana y no hubo restricciones. A diferencia de la visita a China…

zezeel futbolista Zeze saluda a Mao Zedong

En 1964 el Madureira fue a Beijing. Mao Zedong hizo un punto y aparte para saludas al equipo y asegurar la comodidad durante su estancia. Al mismo tiempo, un comité de representantes del gobierno chino estuvo en Brasil en un intento por sellar acuerdos bilaterales. Fueron disparados durante el golpe militar.

-Los chinos fueron detenidos en Brasil. Y los brasileños en China. Sólo los jugadores que ya habían seducido a China con su fútbol fueron liberados tras ser retenidos en un hotel de lujo antes de poder viajar, mientras que los chinos en Brasil no tuvieron el mismo trato- afirma Ronaldo Luiz Martins, historiador del Instituto Geográfico e Histórico de Baixada Irajá.

En un trabajo conjunto con el historiador Carlos Henrique Silva, Ronaldo ha recuperado documentos y recolectado datos para la publicación del libro “Madureira Esporte Clube. Centenario de un noble” que se publicara este año.

La trayectoria del Madureira también se quiere convertir en un documental de 90 minutos producido por Lótus  Filmes/ Monte Castelo Ideias. El lanzamiento será antes de la Copa del Mundo. Cuando los ojos del mundo estén puestos en Brasil, el Madureira quiere reclamar un poco de atención del deporte de élite. Así es como quiere celebrar su centenario.

-En ese momento el fútbol era un deporte de clubes de élite practicado en la zona sur. Cuando empezó el Madureira, la zona dejó de ser un distrito rural para iniciar su urbanización, personas vinculadas a Mercadão vieron necesario crear un equipo propio de la región. El resto es historia –dijo Ronaldo.

Anuncios

HUGO CHÁVEZ. EL LEGADO BOLIVARIANO DEL FÚTBOL (II)

abril 30, 2013

Tras conocer las preferencias deportivas del difunto ex presidente venezolano, más proclives al béisbol que al fútbol, a continuación abordaremos como la celebración de un trofeo de prestigio internacional, la Copa América, ejerció como punto de inflexión del balompié en el país. Precisamente, el aumento de la competitividad de la selección vinotinto, a raíz del éxito cosechado en dicha competición, comportó también la transformación del torneo nacional.

copa

Chávez mostrando el trofeo del campeonato celebrado en Venezuela

FÚTBOL Y PATRIOTISMO: LA COPA AMÉRICA 2007 COMO PUNTO DE INFLEXIÓN

A pesar de ser el primer deporte que se implantó en el país, en 1876 de la mano de mineros ingleses establecidos en El Callao, el fútbol venezolano no gozaba de buena salud. Mientras los clubes eran diezmados en las competiciones internacionales, la selección nacional transitaba sin pena ni gloria por las fases clasificatorias de los distintos campeonatos en los que participaba. El combinado venezolano era la perita en dulce de cualquier eliminatoria. No en vano durante treinta años solo cosechó dos triunfos en competición oficial y era la única selección sudamericana que nunca se había clasificado para un Mundial.

Sin embargo todo cambió en el año 2006 cuando la Conmebol (Confederación Sudamericana de Fútbol) acordó otorgar la organización de la XLII edición de la Copa América a Venezuela. El campeonato era una oportunidad perfecta para mostrar las transformaciones que había experimentado el país y, de paso, ensalzar los ideales revolucionarios que las habían hecho posibles. Al menos eso creyó el gobierno venezolano que aportó 186 millones de dólares para su celebración e invitó al astro argentino Diego Armando Maradona para que hiciera el saque de honor en la jornada inaugural del torneo.

diegodelagente

saque de honor con el trío Chávez- Morales- Maradona

La disputa de la Copa América’07, el torneo de fútbol de selecciones más popular y antiguo de Suramérica, comportó la modernización del balompié venezolano y, sobretodo, de sus obsoletas instalaciones. Se construyeron tres nuevos estadios (Mérida, Maturín y Barquisimeto) y se adecuaron a los tiempos seis más. Además, los éxitos deportivos cosechados por la Vinotinto posibilitaron la identificación de la población con su selección. A pesar de quedar eliminada en cuartos de final ante Uruguay, la imagen ofrecida fue buena. La sexta plaza en el campeonato consagró definitivamente al combinado venezolano como una selección a tener en cuenta. Los jugadores se convirtieron en héroes para unos aficionados poco acostumbrados a los éxitos futbolísticos.

Aunque con anterioridad el fútbol venezolano ya había destacado con algún éxito relevante, como la victoria en Montevideo ante los charrúas en 2004, no fue hasta la disputa de la Copa América cuando la selección Vinotinto despuntó. El crecimiento del equipo tuvo su reflejo en las estadísticas, así Venezuela pasó de ocupar el puesto 129 en el ranking FIFA en 1998 –año del ascenso a la presidencia de Chávez– al 39 en el año 2011, un salto cualitativo sin paliativos. Los éxitos se reeditaron en la siguiente edición de la Copa América cuando el combinado nacional, bajo las órdenes del técnico César Farías, alcanzó las semifinales, el mayor logro en la historia del fútbol venezolano hasta la fecha.

vinotint

formación del combinado nacional venezolano que disputó la edición de 2011 de la Copa América

Unos éxitos que no pasaron desapercibidos para Chávez quién progresivamente fue incorporando comentarios sobre el fútbol tanto en sus intervenciones públicas como en su programa de televisión. Tras la victoria de Venezuela ante Chile por 2 a 1 en los cuartos de final de la Copa América 2011 el mandatario manifestó a través de las redes sociales: “Gloria al Bravo Pueblo! Rindamos tributo supremo a nuestros muchachos de la Gloriosa Vinotinto! Viva Venezuela! Viviremos y Venceremos!” Anteriormente ya se había interesado por las evoluciones del fútbol en el país a raíz de diversos encuentros con el anterior técnico del combinado nacional, Richard Páez, con quién intercambió opiniones acerca de las carencias existentes en el fútbol venezolano, tanto a nivel de infraestructuras como de formación deportiva.

festejando

Hugo Chávez festejando los éxitos de la selección vinotinto

EL PASO ADELANTE DE LA LIGA VENEZOLANA DE FÚTBOL

También la liga venezolana se dejó arrastrar por la bonanza de éxitos. El número de clubes que disputaban el campeonato se incrementó, pasando de 10 a 18 equipos y el nivel del torneo mejoró ostensiblemente. En las competiciones internacionales destacaron equipos como el Caracas FC que hizo actuaciones de mérito en la Copa Libertadores los años 2006 y 2009. Todo ello –a pesar de las reticencias de Rafael Esquivel, el presidente de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF) que trató de evitar que Chávez obtuviera mayor protagonismo en el ente que controla el fútbol en el país– fue posible por las inversiones económicas derivadas de la promulgación de la Ley Orgánica del Deporte que reglamentó el patrocinio de empresas públicas y privadas en dicho ámbito.