SED REALISTAS, PEDID LO IMPOSIBLE: LA REVUELTA EN EL FÚTBOL FRANCÉS EN MAYO DEL 68 (II)

La ocupación de la sede de la Federación Francesa de Fútbol, situada cerca del Arco de Triunfo, por parte de decenas de jugadores durante los sucesos ocurridos en Mayo del 68 fue provocada, según los propios manifestantes, por la mala gestión de los dirigentes de dicho organismo y por la reglamentación legal que desamparaba a los profesionales.

futbolistas ocupando la sede de la Federación Francesa de Fútbol

UNA REIVINDICACIÓN SINDICAL Y ESTILÍSTICA

El llamado Comité de acción de los futbolistas distribuyó el mismo día de la ocupación del edificio un manifiesto en el que explicitaron sus demandas. El contenido del comunicado exponía las motivaciones que llevaron a los futbolistas a ocupar la sede federativa. Según ellos “los jerarcas de la Federación habían expropiado el fútbol para servirse de él por simple interés egoista”. Por ello acusaban a sus dirigentes, a los que exigieron su inmediata dimisión, de “trabajar contra el fútbol y acelerar su degradación sometiéndolo a la tutela gubernamental por esencia hóstil al deporte popular”. Los futbolistas criticaban medidas como el cierre de estadios, la negativa de expedir billetes colectivos para los desplazamientos, el hecho de no garantizar un seguro médico en caso de accidente y las escasas subvenciones estatales que recibía la entidad para promocionar el fútbol entre los jóvenes. Además reivindicaron la supresión de la llamada licencia B, que según ellos sólo beneficiaba a los grandes clubes y constituía un atentado intolerante a la libertad de los jugadores y a los intereses de los clubes pequeños.

Pero también denunciaron la mala gestión de la Federación presidida por Antoine Chiarisoli y el secretario general Pierre Delaunay, del colegio de entrenadores dirigido por George Boulogne y de la selección francesa dirigida por el técnico Louis Dugauguez. Más allá de los malos resultados obtenidos por el combinado nacional, los miembros del Comité de acción reclamaron un cambio del estilo de juego que proponía el equipo sobre el terreno de juego. La reivindicación fue más allá de las simples demandas laborales. Se demandaba un giro estilístico, abandonar el fútbol defensivo y plantear un juego más alegre con el que, según los manifestantes, llegarían los buenos resultados.

Just Fontaine aupado tras disputar un partido de la Copa del Mundo de 1958

DEL COMITÉ DE ACCIÓN A LA ASOCIACIÓN FRANCESA DE FUTBOLISTAS

El segundo día de la ocupación los futbolistas recibieron la adhesión de Just Fontaine, delantero del Stade Reims quién consiguió el record de goles marcados en la Copa del Mundo disputada en Suecia en 1958 tras marcar 13 tantos, y del ex presidente del Toulouse FC, Jean Baptiste Doumeng. En ese momento, el autodenominado Comité de acción se transformó en la Asociación Francesa de Futbolistas, asumiendo Fontaine la presidencia. Pronto recibió nuevas adhesiones de jugadores como el delantero del AS Cannes Yvon Douis, el argelino Rachid Mekloufi del AS Saint- Etiénne o Raymond Kopa, un futbolista de origen polaco, de hecho se apedillaba Kopaszewski, que era una de las figuras más cotizadas del fútbol francés e internacional. No en vano en 1958 fue elegido por la UEFA “Mejor jugador de Europa”, año en que también consiguió el Balón de oro. Sin embargo la Asociación tuvo poca trascendencia siendo pronto relegada a un discreto segundo plano.

formación del AS Saint- Etiénne campeona de Francia con Rachid Mekloufi en la alineación

Los comentarios están cerrados.