EL FÚTBOL COMO ELEMENTO MOVILIZADOR EN LAS REVUELTAS ANTIGUBERNAMENTALES DE ORIENTE MEDIO: TÚNEZ (IV)

Tras referirnos en nuestro anterior entrada a la coyuntura social suscitada a raíz de las protestas contra el régimen de Mubarak en Egipto, en esta ocasión vamos a hacer hincapié en la situación que generaron las mismas en otro país africano, Túnez, en relación al fútbol. De hecho fue en este estado limítrofe con Libia y Argelia donde comenzaron estas revueltas de carácter antigubernamental que luego se expandieron a Oriente Medio. Iniciadas a mediados de diciembre con el objetivo de derrocar al presidente Zine El Abidine Ben Alí, las protestas persistieron tras el abandono del máximo mandatario.

manifestación conjunta de ultras tunecinos contra la represión

LA IMPLICACIÓN DE LOS HINCHAS RADICALES EN LAS PROTESTAS TUNECINAS

Los disturbios generados tras la violenta represión policial de las manifestaciones contra Ben Alí repercutieron también en el fútbol. La competición de liga se detuvo, en un primer momento, hasta el mes de febrero. La suspensión del campeonato nacional provocó las iras de los aficionados. Hinchas de los dos equipos más importantes del país, el Al Nadi Al Afriqui (más conocido como Club Africain) y su rival el Espérance Sportive de Tunis se manifestaron conjuntamente en la Avenida Habib Bourguiba de la capital de Túnez para pedir el levantamiento de las restricciones impuestas en los estadios por el régimen. Una manifestación de alto contenido simbólico si tenemos en cuenta que dicha calle es la misma por la que diariamente desfilaban los tunecinos que protestaban contra el gobierno de Ben Alí. Con todo, los seguidores no contemplaban ningún trasfondo político en sus demandas. Mientras algunos hinchas coreaban consignas como ‘Ultra, libertá’, otros gritaban eslóganes a favor del fin de la suspensión del campeonato y contra las sanciones a los aficionados. Sus peticiones, entre las que se encontraban la legalización de nuevo de la práctica de encender botes de humo y bengalas en las gradas y de la exhibición de pancartas de grandes dimensiones prohibidas bajo el argumento de que mostraban mensajes ofensivos e indecentes, más allá de evidenciar la disconformidad de los ultras contenían un trasfondo simbólico que las equiparaba con las reivindicaciones de los manifestantes antigubernamentales que protestaban contra la represión policial ejercida por el régimen.

la hinchada del Espérance Sportive de Tunis en plena ebullición en el estadio Olímpico El Menzah

ECLOSIÓN DEL MOVIMIENTO ULTRA TUNECINO

El norte de África acoge a los tres países en que el llamado movimiento ultra ha llegado a consolidarse con mayor firmeza. Egipto, Marruecos y Túnez son los estados donde el fenómeno se ha desarrollado desde la década de los noventa a raíz de la creación de sus primeros grupos organizados de hinchas, pioneros en el continente.

En Túnez dicho fenómeno ha emergido en los clubes más relevantes de la capital, los mencionados Club Africain y Espérance Sportive de Tunis. Sus ultras se congregan en las llamadas curvas de los estadios, zonas ubicadas detrás de las porterías. Los del Club Africain se agrupan en el fondo sur del Estadio Olímpico El Menzah, mientras que sus rivales se reúnen en la grada sur. Los más veteranos son los conocidos ‘clubistes’ (aficionados del Club Africain) que cuenta con el grupo más longevo del país, los llamados African Winners (creados en 1995) que se situan en el bloque 15 del estadio. Otros grupos de hinchas radicales del Club Africain son los Leaders Clubistes (gestados en el año 2003 y ubicados en el bloque 17) o los North Vandals (en activo desde el año 2007). Por su lado el Espérance Sportive de Tunis cuenta con colectivos ultras como Torcida Esperantistes (creado en 2008), Supras Sud (activos desde el año 2004), Blood and Gold (fundados en el 2005), Zapatista Esperanza (animando al club desde 2007), Matadors (desde 2008), Rasta Fedayn (creados en 2006) o los Ultras L’Emkachkhines o ULE 2002 (nombre que hace referencia a la fecha de su fundación que coincidió con la disputa de un partido de la Champions League africana contra un equipo egipcio.

manifestación de protesta conjunta de ultras en la capital del país

Los comentarios están cerrados.