STILYAGA, EL ESTILO DE LA JUVENTUD SOVIÉTICA

Mientras en Gran Bretaña emergían los teddy boys, antecedentes de los posteriores rockers, en la Unión Soviética se gestó un estilo juvenil similar, los stilyagi (nombre que recibían los seguidores del estilo stylaga). Estos buscadores de estilo o estilistas, como se deduce de la traducción del vocablo original en ruso, adoptaron una estética transgresora emulando a sus homólogos occidentales.

Gestados durante la inmediata postguerra, los stilyagi reaparecieron tras años de represión en la sociedad soviética cuando el país inició el proceso de reformas auspiciado por Nikita Jrushchov. La distensión de los mecanismos de control social imperantes durante el régimen estalinista favoreció el resurgimiento en los años cincuenta de este primer estilo juvenil soviético.

encuentro entre soviéticos y norteamericanos en Elba (abril 1945)

LA MODA DEL FRENTE

La mayoría de los jóvenes veinteañeros que se adscribieron al mismo habían servido en el Ejército Rojo durante la Segunda Guerra Mundial. Durante su estancia en el frente entraron en contacto con soldados europeos y norteamericanos que les mostraron imágenes de revistas que reproducían la moda del momento. Muchos de ellos se sintieron atraídos por unos vestuarios que les resultaban inéditos y a la vez fascinantes.

La estética contestataria de los stilyagi fue considerada moralmente incorrecta y contrastó con la austeridad y uniformidad de la sociedad soviética. Los trajes zoot suit de colores brillantes fueron habituales en los primeros años de implantación del estilo dando paso, posteriormente, a una imagen más elegante caracterizada por el uso de pantalones estrechos, chaquetas largas, camisas con lazo en el cuello y zapatos de suela gruesa similares a los creepers.

La admiración de los stilyagi por la música y la cultura norteamericanas también difirieron de su entorno. Inicialmente, sintieron fascinación por las orquestras de swing y boogie- woogie que triunfaban en aquellos años, llegando incluso a originar un baile propio ligado a este último género musical. A estos estilos, en los años cincuenta añadieron su pasión por la música rock and roll. A mediados de esa década, muchos stilyagi fueron detenidos por fabricar y distribuir sus propios discos, recibiendo penas de entre tres y cinco años de internamiento en campos de trabajo. El estilo fue incluso ridiculizado por la prensa y la clase dirigente, llegando a ser definido como “opuesto a las normas que rigen la sociedad soviética”.

escena del film Stilyagi dirigido por Valery Todorovsky en el año 2008

DISIDENCIA MUSICAL Y CULTURAL

A finales de los años cincuenta los stilyagi, cohesionados alrededor de su pasión por el rock and roll, readaptaron el discurso del sistema lanzando mensajes de protesta mediante eslóganes irónicos como “hoy baila jazz, pero mañana venderá a su patria” (Сегодня он танцует джаз, а завтра Родину продаст).

La celebración en Moscú del VI Festival Mundial de Jóvenes y Estudiantes en 1957 significó un primer signo de apertura del país a nivel internacional. A ello se sumó la derogación del decreto que prohibía la música jazz en la URSS, hecho que comportó la proliferación de discos del género desde inicios de los años sesenta. Pero cuando la situación deparaba buenas perspectivas para los stilyagi el estilo inició su declive. Muchos de sus miembros lo abandonaron, algunos hastiados por la deriva vinculada a la disidencia política que tomó el estilo y otros por llegar a la treintena y contemplar otro tipo de expectativas en su horizonte vital.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: