INTERVENCIONES POLICIALES EN EL FÚTBOL FRANCÉS: EL CASO DE METZ

El pasado 22 de octubre cuatro seguidores radicales del FC Metz fueron detenidos por la policía francesa durante el partido de segunda división que enfrentaba a su equipo con el Angers Sporting Club de l’Ouest. El hecho que motivó la intervención policial fue la exhibición par parte de estos cuatro aficionados de una pancarta con el lema “Gegen Nazis” (contra los nazis). Tras veinte horas de retención fueron puestos en libertad con cargos. Este mes se celebrará el juicio por un delito de “ostentación de un símbolo nazi durante un encuentro de fútbol”.

lema de la pancarta que lucían los ultras de Metz

Paradójicamente, dicho eslogan reproduce el lema en alemán que popularizó durante la década de los años ochenta la organización Antifaschistische Aktion (Acción Antifascista). Por tanto estos seguidores ultras, miembros del grupo radical Horda Frenetik 97 (HF97), se enfrentan a un juicio por la interpretación errónea que los agentes del orden hicieron de la pancarta exhibida.

Lejos de reconocer el equívoco se han mantenido las acusaciones contra los seguidores que mostraron el emblema anti nazi. La controversia motivó la intervención de LICRA (League Against Racism and Anti- Semitism), organización antirracista adherida a FARE (Football Against Racism in Europe) que mostró su perplejidad por el caso.

Coreografía de HF97 contra el racismo en el Stade Saint-Symphorien

Esta arbitraria intervención policial no resulta novedosa. En otras ocasiones las fuerzas de seguridad han actuado de forma precipitada o desacertada fruto, en ocasiones, del desconocimiento existente acerca del fenómeno de los hinchas radicales. Las estrategias policiales suelen remitirse a protocolos estándar sobre seguridad en espectáculos deportivos o aglomeraciones de masas que obvian las dinámicas que caracterizan estos grupos organizados de seguidores radicales. El caso de Metz nos ilustra al respecto.

Los comentarios están cerrados.