UNA ESTÉTICA DE RESISTENCIA EN LA AMÉRICA DE ENTREGUERRAS: ZOOT SUITERS

EL BARRIO DE HARLEM (NUEVA YORK) fue testigo en la década de los años treinta del siglo XX de la aparición de los llamados zooties, un estilo juvenil inédito creado alrededor de la denominada cultura del jazz urbano. Tras la adopción del mismo por parte de diversos instrumentistas, pronto fue adoptado por los seguidores del género, en su mayoría jóvenes negros, mejicanos (popularmente conocidos como pachucos) y otros de origen filipino e italiano residentes en Estados Unidos.

Un trompetista luciendo la imagen zoot suit

El vestuario fue el elemento más significativo del estilo zootie, no en vano su creación se atribuyó al sastre Louis Lettes y a Nathan Toddy Elkus, minorista de ropa de Detroit, aunque la paternidad del término zoot suit se otorga a Harold C. Fox, trompetista de diversas bing- bands originario de Chicago. Estéticamente la imagen que lucían estos zooties se caracterizó por el uso de pantalones de cintura alta y estrecha y bajos abombados (conocidos como drapes), combinados con chaquetas de solapa ancha con hombreras y colores estridentes, inspirados según algunas fuentes en los tabardos usados durante la Guerra de Secesión americana, junto a zapatos de estilo francés.

La moda zootie se extendió entre los jóvenes de las comunidades latina y afroamericana, tanto en Nueva York como en otras zonas del país como la costa californiana. También fue adoptada por algunos gánsteres negros de las bandas del hampa de Harlem, hecho que comportó su vinculación con la delincuencia y los bajos fondos. Uno de ellos fue Malcolm Little, un joven nacido en Nebraska y mudado a Nueva York, que en 1943 entró en contacto en Harlem con el crimen organizado, el juego y el narcotráfico. Conocido por aquel entonces con el apodo de Detroit Red (por su pelo rojizo), lució habitualmente la estética zoot hasta que fue detenido y encarcelado por cometer diversos robos. Durante su estancia en prisión se convirtió al Islam y tomó el nombre de Malcolm X.

jóvenes zoot suiters paseando por las calles de Nueva York

Más allá de este referencia biográfica, el estilo zootie se erigió en una estética de resistencia simbólica de los jóvenes latinos y negros en la América de la Gran depresión. La precariedad y la falta de empleo forzaron a muchas familias mejicanas a emigrar a Estados Unidos en los años treinta. Sin embargo, esta corriente migratoria, focalizada en mayor número en la ciudad de Los Angeles y la costa oeste, confluyó con una coyuntura económica y social precaria, hecho que agravó las tensiones entre la comunidad autóctona y la emigrada explicitadas en 1943 en los llamados Zoot Suit Riots.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: